Consejos para educar a tu perro

Consejos para educar a tu perro

Uno de los aspectos más estresantes de tener un nuevo cachorro, y a veces incluso un perro maduro, es que aprenda a hacer sus necesidades donde se lo indiques. Por lo general, un cachorro tarda de cuatro a seis meses en estar completamente capacitado, por lo que es importante tener paciencia con el proceso. Para ayudarlo a que le resulte un poco más fácil, hemos reunido cuatro de los métodos más comunes para educarlo, además de algunos consejos generales.

  1. Entrenamiento dentro de un canil. Los perros no quieren ensuciar intencionalmente sus propios espacios de descanso, por lo que mantener a tu mascota en un canil o espacio determinado durante toda la noche puede ayudarte a enseñarle a controlar mejor su vejiga en una zona determinada.
  2. Implementá una “puertita” para tu perro. Si tenés un patio o jardín cerrado, podes enseñarle a tu perro cómo salir por una puerta para perros. Si bien este método puede no ser una opción para todos, puede ser una ruta conveniente para aquellos dueños de perros que permiten que sus mascotas tengan acceso libre al jardín de la casa mientras están fuera. 
  3. Podés utilizar una señal sonora. Las campanas son una forma divertida y diferente de educar a un cachorro. Al usar el método de la campana, le darás a tu perro la capacidad de decirte cuándo necesita salir. Colocá campanas en la puerta que usás frecuentemente para llevarlo afuera, de ese modo él va a dirigir su atención a la campana y si la toca con la nariz, dale un premio. Continuá asociando la campana con ir al baño y después de un poco de práctica, pronto tocará la campana por su cuenta.
  4. Alfombras higiénicas o césped sintético. Para algunos dueños de perros, particularmente aquellos en departamentos o con problemas de movilidad, las alfombras higiénicas son una opción para el entrenamiento doméstico. Colocá el orinal en un área familiar que sea fácilmente accesible en todo momento y mantenela allí para evitar confusiones. Cuando sea hora de que tu perro se alivie, llevalo a la plataforma y alentalo a usar la alfombra con un refuerzo positivo.

Consejos rápidos de entrenamiento para ir al baño:

  • Mantené a tu cachorro con un horario de alimentación regular y eliminá los restos de comida entre horarios. 
  • Esto hará que el horario de hacer sus necesidades sea más predecible, lo que puede ser útil para evitar accidentes.
  • Usá un lenguaje coherente con tu perro cada vez que lo lleves a su espacio higiénico para que asocie el comando con la acción.
  • Asegurate de que tu cachorro no pase tiempo solo o se escabulla a otra habitación donde podría tener un accidente. 
  • Incluso podés mantenerlo con una correa larga mientras está en la casa para ayudarte a vigilarlo y ayudarlo con su buena conducta.
  • Llevá a tu cachorro al baño todas las mañanas y luego una vez cada 30 minutos a una hora después de eso, cuando comiences por primera vez.
  • Cuando lleves a tu cachorro afuera, llevalo al mismo lugar cada vez. Su sentido del olfato lo ayudará a recordar adónde debe ir.
  • Cuando tu cachorro se ocupa de hacer sus necesidades en el lugar correcto, asegurate de elogiarlo o darle un regalo para reforzar el buen comportamiento.

 

 

No te olvides que cuando estás entrenando a un perro en la casa, también se está volviendo a capacitar vos y tu familia para adoptar buenos hábitos. 

Debés estar atento, ser coherente y oportuno para ayudar a imponer buenos comportamientos con tu nuevo perro.
 

Información importante

NexGard® es de uso exclusivo en perros. El efecto adverso reportado más frecuentemente fue vómito, generalmente autolimitado, de breve duración y que disminuyó con dosis subsecuentes. No se evaluó el uso de Nexgard® en perros en reproducción, preñez o lactantes. No utilizar en casos de hipersensibilidad al principio activo o los excipientes. Utilizá con precaución en perros con antecedentes de convulsiones. Para mayor información realizá la consulta veterinaria.